Hambre o laberinto..? p.Roberto f. Bertossi
En un mundo en el que se estiman alimentos posibles al menos, para más del doble de su población actual y en el que hay una abundante y diversificada producción alimentaria es inaceptable que más...

Political
Roberto f. Bertossi Miércoles 6 de Septiembre del año 2006 / 19:18

En un mundo en el que se estiman alimentos posibles al menos, para más del doble de su población actual y en el que hay una abundante y diversificada producción alimentaria es inaceptable que más de 840 millones de personas sufran las consecuencias del hambre. Son demasiados los niños que mueren, demasiados los adultos que no consiguen vivir una vida sana y saludable, y demasiados los países excluidos del proceso de desarrollo.

Por su parte, los avances en la reducción del número de personas hambrientas en el mundo para el año 2015, tal y como fueron acordados por los gobiernos de todo el mundo en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, son demasiados lentos.

La actividad agrícola debe ser entonces promovida, fomentada y asegurada en orden a alcanzar dichos objetivos y, sólo moderada cuando se trate de intereses humanos superiores como la salud y el crecimiento natural y armonioso de las personas, el ambiente o los recursos naturales.

Si bien la globalización ha planteado nuevas exigencias ambientales, más concretamente a la producción agrícola y a la agroindrustria entre otras, por ahora, los costos ambientales -carísimos gastos sociales futuros-, injusta e inequitativamente aún no son internalizados, absorbidos ni revertidos por sus causantes particulares.

Efectivamente, Vg., para el caso del sector agrario un notable uso abusivo de tierras viene generando deterioro, daños ambientales y climatológicos tan inadvertidos como inconmensurables e inadmisibles con concretas limitaciones y agotamiento de posibilidades vitales.

Ahora bien, desde una modesta prospectiva social y conforme el informe `Agricultura hacia el año 2010´, qué significa y a qué sirve la creciente presión sobre los recursos naturales y el medio ambiente sino a producir un mayor deterioro sobre los mismos..?

Adicional y demográficamente hablando, la necesidad de producir alimentos para una población en crecimiento, no puede sustentarse en más pobreza, abandono rural, preurbano ni en más pauperización de las áreas metropolitanas sin amenazar toda sustentabilidad y toda paz ya que, cada día, más personas trataran de conseguir su sustento vital de unos recursos en constante disminución.

Fame 0

La Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación (FAO) viene bregando para que cada país fije sus propias metas nacionales a través de sus órganos legislativos y determine las bases para avanzar en la ejecución de programas destinados a quienes padecen hambre.

Mas aún, todos los países, especialmente los mas `dotados naturalmente´, deberían acreditar su voluntad política activa, permanente y proactiva de “combate contra el hambre” mediante estrategias de gestión socio-ambiental adecuadas, responsables, objetivas y neutrales.

Apuntando a este objetivo, la comunidad internacional ha decidido unir esfuerzos mediante una Alianza Internacional contra el Hambre porque hace falta un pacto global para reducir la pobreza y garantizar el más fundamental de los derechos humanos: “el derecho a la alimentación".

Como señala la FAO, una Alianza Internacional contra el hambre es un instrumento que puede superar la apatía y la indiferencia, promoviendo e incentivando una nueva era de cooperación y acción que permita reducir e incluso eliminar el flagelo del hambre en el mundo.

Esta alianza ya ha conseguido poner juntos a trabajar a sectores muy diferentes como productores y consumidores de productos alimentarios; organizaciones internacionales; gobiernos; agroindustrias; la comunidad académica y científica; ciudadanos interesados; responsables políticos; grupos religiosos y organizaciones no gubernamentales.

Consecuente, como miembro de la Comunidad Académica y Científica Argentina , propongo que la Organización de Estados Americanos con la Naciones Unidas acuerden como objetivo irrenunciable e impostergable, “lograr una seguridad alimentaria cuantitativa y cualitativa para el 2015”, ante el escándalo de la desnutrición, la morbilidad y la muerte particularmente, en las fecundas regiones `del pan´ y en los repotenciados graneros del mundo del `agroboom´.

Para concluir, deberemos priorizar siempre el bienestar general aún a costo del alcance de los desarrollos tecnológicos, sobre todo cuando estos devienen incontrolables e inhumanos impactando negativamente en las necesidades físicas básicas de demasiadas personas, aspiraciones sociales que han de conservar la `garantía de supremacía´ para desarrollos confiables, naturales e inclusivos que permitan a nuestra especie humana conservarse naturalmente resolviendo enriquecida, sobria y dignamente todo laberinto.-

  • Roberto f. Bertossi

    Participar en el Foro