NEUROTEOLOGÍA. UNA APROXIMACIÓN A UN NEUROSOCIALISMO
Se ha ido comprobando que la meditación y la plegaria provocan variaciones importantes en datos fisiológicos como las ondas cerebrales, los ritmos cardiaco y respiratorio, y el consumo de oxígeno.

Relevant Publications
Oscar Fernández Lunes 13 de Noviembre del año 2006 / 9:33

“…Se ha ido comprobando que la meditación y la plegaria provocan variaciones importantes en datos fisiológicos como las ondas cerebrales, los ritmos cardiaco y respiratorio, y el consumo de oxígeno. Se ha mostrado que la estructura del cerebro no es tan estática como se pensaba. El cerebro, así lo manifiestan los estudios recientes, cambia constantemente. Su estructura y función se modifican con relación al comportamiento humano, amoldándose. La meditación de un monje budista, o la plegaria de una religiosa católica, tienen unas repercusiones físicas en el cerebro, en concreto, en los lóbulos prefrontales, que provocan el sentido de unidad con el cosmos que experimenta el monje, o de proximidad a Dios que siente la monja franciscana. Estas experiencias —sensaciones que trascienden del mero plano individual— nacen de un hecho neurológico: la actividad de los lóbulos prefrontales del cerebro. Esta parte del cerebro corresponde a la capacidad de concentración, de perseverancia, de disfrutar, de pensar abstractamente, de fuerza de voluntad y del sentido del humor y, en último término, de la integración armónica del yo.” (Algunas reflexiones sobre la Neuroteología (http://www.sedase.net/ArticlesEstudi/sobre_neuroteologia.htm))

En los últimos años han aparecido innumerables estudios que vinculan a las neurociencias cada vez mas con el mundo de lo espiritual, en tal sentido hallamos que el cerebro no es ajeno a la experiencia espiritual y que cuando esta surge el mismo actúa de determinadas formas produciendo sensaciones de placer y éxtasis propias de los llamados estados alterados de conciencia. Hoy día se sabe que estos estados alterados de conciencia pueden ser alcanzados a través de sustancias químicas como el (LSD), el cual induce un estado de hipersensibilidad de los sentidos y al mismo tiempo una suerte de combinación de los mismos, También sabemos que a través de la música y de los cantos y oraciones, así como a través de técnicas de respiración o con una combinación de las antes mencionadas; es posible experimentar fenómenos místicos, los cuales repito no están divorciados de lo neuronal.

He sido una gota en el aire
He sido una estrella brillante
He sido una palabra de un libro
He sido un libro originalmente
He sido una luz en una linterna
Un año y un semestre
He sido un puente para pasar
Tres veintenas de ríos
He viajado como un águila
He sido un barco en el mar
He sido un caudillo en la batalla
He sido el cordón del pañal de un niño
He sido una espada en la mano
He sido un escudo en la pelea
He sido la cuerda de un arpa,
encantado durante un año en la espuma del agua
He sido un atizador en un fuego
He sido un árbol en un refugio
No hay nada en que yo no haya sido.
(La batalla de los árboles; este antiguo mito galés, citado por Robert Graves en su estudio la diosa Blanca, tomado de la revista muy interesante número 253 Pág. 31)

¿Y la vida y la muerte en la neurociencia, como se ve?

La ciencia contempla los decesos como la suspensión de todas las funciones vitales, de allí que para muchos científicos las experiencias cercanas a la muerte en las que algunas personas relatan haber visto una luz, haber sentido paz y hasta el haber visto y oído algo, pueden ser consideradas para algunos como respuestas neurológicas compensatorias producidas por la pérdida de oxígeno y la producción en aumento de algunos neurotransmisores como la serotonina

¿Es posible que nuestra imagen de dios no sea más que el resultado de una serie de estímulos neuronales?
¿Existe o no existe la vida después de la muerte?
¿Niega la neurociencia la existencia de dios o por el contrario lo reafirma?
¿ si bien es cierto que somos nosotros mismos los causantes de nuestras alegrías y tristezas, como se vincularía esto con la construcción de un neurosocialismo?

El neurosocialismo se parece el ecosocialismo en tanto buscan un estado o nivel de la vida que se traduzca en felicidad para todos, sin embargo; encontramos que el ecosocialismo va de afuera hacia dentro y el neurosocialismo va de adentro hacia fuera; tal vez sean el mismo fenómeno visto desde lugares distintos. Eso está por verse.

Lo que si tenemos claro es que el mundo tal y como funciona en estos momentos, no da cabida a estas ideas, y que en Latinoamérica ha surgido un grupo de movimientos emergentes que están comenzando a generar una transformación, espero que este nuevo mundo no sea solo una construcción neuronal y una imagen virtual de nuestra realidad.

ESPERO QUE LA NEUROTEOLOGÍA NOS AYUDE A ENTENDERNOS MAS
ESPERO QUE LA ECOTEOLOGÍA NOS HAGA MAS HUMANOS
Y
ESPERO QUE LA ECO-NEUROTOLERANCIA IMPEREN POR SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES.

  • Oscar Fernández

    Participar en el Foro
     1..1 de 1 Opiniones

    1. 1:27 Horas, 24/7/2017



    Página [1]